Tres encierros, tres Escolares sueltos

Los toros de José Escolar son rebeldes. Un año puede ser casualidad, dos igual también, pero tres ya es como para pensárselo. Han participado en 3 encierros y en los 3 un toro ha protagonizado una espantada en toda regla. Hoy, en el segundo encierro de Sanfermin 2017, lo han vuelto hacer.

La cosa empezó en 2015, en el año de debut de esta ganadería. El toro Curioso pasó a la historia del encierro porque se negó a correr y no corrió. Hasta Kukuxumusu le dedicó una de sus camisetas, homenajeándole por su carácter rebelde e indomable.

“Curioso”, camino del corral en 2015.

El año pasado el turno fue para “Cuentacuentos”, otro rebelde que se giró en Santo Domingo y no continuó su marcha hasta que fue “recogido” por los cabestros de cola. Por el camino dejó un buen reguero de peligro y cornadas.

Este año 2017 ha sucedido exactamente igual. El toro “Diputado” también se dio la vuelta, también se negó en un principio a correr y también tuvo que ser ayudado por los cabestros, cuyo cometido precisamente es ese. La diferencia es que “Diputado” fue más dócil, e hizo su recorrido sin embestir ni generar situaciones de peligro. Rebelde, pero no tanto.