Encierro de la villavesa

Multitudinario Encierro del Día 15

Más de quinientas personas han acudido esta mañana a las ocho para participar en el Encierro del Día 15 o encierro de la villavesa. Organizado por la gente del Movimiento 15 de julio este acto reivindica que la fiesta no termine cuando lo dice la autoridad, sino cuando el personal concluya su fiesta. Como siempre la procesión comenzó tras el Pobre de Mí por las calles de Pamplona con el Mono Charlie, Induráin y un San Fermín de mentiras que genera tantas  devociones como el de verdad.

Un cuarto de hora antes del evento aparecieron los protagonistas, en plan encierrillo, bajando desde Jarauta con la bibicleta “Spada” y su séquito de maceros municipales, un joven vestido de plátano, otro de Tom Sawyer, un señor con un abrigo de bolsa de basura, otro con un cartel de publicidad de Media Markt y varios agentes de la autoridad de mentiras. Se abrieron paso a tiempo entre más de 500 personas que esperaban en Santo Domingo y que duplicaban en número de participantes de ediciones anteriores. La pancarta de la Peña Anaitasuna no faltó a la cita.

Dos cohetes dieron comienzo a la carrera puntualmente.

En 12 minutos y 15 segundos que ha durado el recorrido entre los corrales de Santo Domingo y la puerta de la Plaza de Toros, la normalidad ha sido la nota determinante. Si bien hay que contar que uno no ha visto un coche aparcado en Estafeta y lo ha pasado caminando por encima, que San Fermín se ha caído en Mercaderes y ha sido pisoteado por la mañana hasta que ha sido izado y venerado como se merece y que alguien en un intento de saludar a Induráin le ha desposeído del casco y éste ha tenido que parar para recuperar la aerodinámica.

Los cánticos a Induráin y a San Fermín han sido masivos pero, como en años anteriores, Induráin se ha detenido hasta que no han parado quienes en dos ocasiones en Estafeta han entonado “UPN Kanpora”.

La carrera ha terminado en el callejón con un riau-riau espectacular tras el que los asistentes se han disuelto por la zona como han podido.