Chester Giant

Gigantes

La imagen resulta familiar en muchos aspectos, pero la composición no.
Beyond the Walls – Echoes in a different country, by Mat Dowsett
El artículo original está escrito en inglés (ver aquí).

Pamplona. Hogar del encierro y la fiesta entre las fiestas. San Fermín atrae a multitud de seguidores foráneos muy variados, aunque solo unos pocos son conscientes de que la Ciudad del Arga es sólo la punta del iceberg cuando se trata de fiestas y toros. Atravesando España y más allá hay cientos de fiestas y miles de encierros todos los años. Dentro de las antiguas murallas de Pamplona, un drama local se desarrolla en un escenario internacional pero, más allá de las paredes, amanecen las historias que no se ven y que no se cuentan sobre personas, toros y calles de esas otras fiestas.

Tengo un libro maravilloso que describe todos los gigantes de Navarra con historias y fotos. Los “gigantes” se han convertido en una de las características de las fiestas navarras, que son las que más nos gustan y que más esperamos disfrutar. Ahora que tenemos una hija joven, estamos ansiosos de llevarla a ver estas creaciones increíbles en los pueblos que se extienden por el viejo reino.

Pero mirar de cerca esta imagen y podréis ver que el fondo es un poco menos familiar. De hecho, no es Navarra, ni siquiera España. La imagen es de Inglaterra. Pertenece a Chester, una antigua ciudad romana en el noroeste de Inglaterra, cerca de Liverpool. Allí, cada año, por el solsticio de verano se celebra un desfile con muchos tipos diferentes de animales, figuras y criaturas míticas. En la parada se incluyen un grupo de gigantes que representan a la familia Tudor -padre, madre y dos hijas-. Ellos desfilan orgullosos por las calles con el resto de los personajes en una escena que me recuerda claramente de Navarra.

Se podría pensar que Chester se ha inspirado en el norte de España, pero increíblemente la historia de este periodo no tiene menos de 500 años de antigüedad. El desfile de verano fue muy popular en la Inglaterra de los Tudor y el de Chester está datado por primera vez en 1498, cuando esta ciudad era el único lugar en Inglaterra con una familia de gigantes. Por desgracia, el desfile fue abandonado en la década de 1670, pero fue revivido hace 25 años -en 1989- y ha encontrado un lugar en los corazones de la gente de Chester, con un colorido desfile acompañado de música, tambores, bailarines y dirigido por las autoridades de la ciudad.

También es interesante observar que hay otros desfiles con gigantes durante el año en Chester (mucho más modernos en su concepción) que se suman al concepto tradicional. Así que realmente se puede decir que Chester, en Cheshire, es el hogar espiritual de los gigantes ingleses.