Sanfermin.com

Ya falta menos ...

camisetas
  • © Jim Hollander

    © Jim Hollander

  • Distribucion de las peñas en la Plaza de Toros

    Distribucion de las peñas en la Plaza de Toros

¿Cómo se distribuye la plaza?

La plaza de toros de Pamplona es la tercera con más capacidad del mundo y en sanfermines se llena hasta los topes.

Su gestión corresponde a la Casa de Misericordia y por ello reglamenta y establece el funcionamiento de las corridas de toros y los espectáculos. Como institución benéfica las rentas de esta gestión van a parar a sus actividades en el cuidado y atención de ancianos. 

Es importante tener en cuenta que existen 19.721 localidades. De ellas, sólo 1950 salen a la venta el día anterior a la corrida -en torno a las 20.30- en las taquillas de la plaza de toros. Esas entradas corresponden a la ANDANADA, que es la parte más alta de la plaza y, por ello, la más barata. La corrida de rejones y la novillada funcionan de otra manera.

En las corridas con toros que han participado en el encierro el sistema que se sigue es el de abonos. La gente compra un abono y lo renueva cada año en los últimos días de junio. Luego, cada uno con su abono puede hacer lo que quiera y por eso en la calle hay entradas de personas que no van a acudir a los toros o que han cedido su abono.

Entrada a la plaza

La entrada al espectáculo taurino no nos debe preocupar especialmente porque todas las puertas están conectadas por dentro por pasillos circulares que dan la vuelta a todo el coso en todas las alturas. Las puertas van de la A a la G y no hay puerta F porque se eliminó en la reforma de 2005. Además existe la puerta del patio de caballos y la Puerta Grande. Si seguimos las indicaciones de la entrada accederemos más cómodamente a nuestra localidad porque se encontrará más cerca. De todas maneras la puerta A es la más cercana al patio de caballos y la G es la más cercana al Parque de la Media Luna o a los corrales de la propia plaza.

Desde fuera de la plaza se aprecian las divisiones internas que luego necesitaremos conocer para poder alcanzar nuestro asiento. A pie de calle se encuentra el tendido, en el primer piso, la grada, y en el segundo, la andanada, que corresponde a la modificación de la plaza de que realizó el arquitecto de Tudela, Rafael Moneo. El diseño original de la Plaza Monumental de Pamplona es de Francisco Urkola siguiendo su proyecto de la Monumental de Sevilla. La técnica utilizada es de hormigón con hierro y debido a la desconfianza de la época ante este material la carga de hierro fue superior a lo normal. Por ello la ampliación posterior se aguantada sin problemas en el proyecto original y la seguridad está garantizada para todos quienes participen de los espectáculos que se cobijen en el interior de la plaza.

Dónde está cada localidad

Para conocer la localidad desde la que disfrutaremos de las corridas de toros os brindamos las siguientes indicaciones. La plaza se divide en tres graderíos: tendido, grada y andanada, cada vez más lejos, cada vez más incómodo, pero todos con visión adecuada del espectáculo taurino.

Tendido

El tendido discurre desde la barrera hasta la pared de la grada. Es la mejor manera de acudir a los toros porque se ve muy cerca la faena. Es importante tener en cuenta que en Pamplona hay nueve tendidos y que su número se puede leer fácilmente desde el frontal porque está pintado sobre la barrera.

Las mejores localidades en Pamplona son la preferencia y los tendidos 1, 2 y 3. La preferencia se encuentra entre estos tendidos pero corresponde a la zona que se encuentra de frente al toril y a la que se accede por las puertas C, D y Grande. En esta misma zona, es donde se encuentran los sillones de preferencia. Es una zona que ocupa diez filas desde la barrera y en lugar de asientos de cemento tiene sillones de mimbre con cojines. A la ventaja de la comodidad de asiento hay que añadir que el acceso se encuentra frente a la puerta grande. Junto a la barrera de preferencia son las localidades más caras. En estos tendidos se incluye además la barrera de preferencia que es la primera de las filas en las que se puede tomar asiento. Los brazos se pueden apoyar cómodamente en la misma barrera que limita al callejón y no hay nadie por delante más allá de los toreros, cuadrillas y autoridades. Son barrera de preferencia las localidades que se encuentran frente al toril.

Contrabarrera

En el tendido. la fila que está detrás de las localidades de barrera en Pamplona es la contrabarrera. A su vez la siguiente fila es la contrabarrera segunda y después está el pasillo. Visualmente quedan tres filas por delante del pasillo más cercano al albero que serían las referidas barrera, contrabarrera y contrabarrera segunda. La primera de las filas hacia arriba, pegada al pasillo, se le conoce como delantera. El tabloncillo fue sustituido en la reforma de la plaza de 1952 por dos filas más pero en el tendido 2, y sólo en este, todavía quedan localidades de esta calificación, muy cómodas y en tendido de sombra.

Además en el tendido podemos encontrar otras entradas como sobrepuerta y sobrepreferencia: las unas sobre las puertas y las otras sobre los asientos de preferencia del primero de los tendidos. Además, en el primer piso hay varios puestos que alquilan almohadillas al precio de un euro y que se devuelven al final del espectáculo -aunque casi todo el mundo la tira sistemáticamente al coso sin tener ello que significar que los toreros o el ganadero hayan tenido una mala tarde-

Grada

En la segunda altura del coso pamplonés llegamos a la grada y al palco. A la grada se accede por las mismas puertas que al resto de localidades de la plaza pero su división en lugar de ser por tendidos es por secciones, concretamente ocho. Eso sí, hay que subir un piso y atravesar las puertas que dan a la grada. En cada puerta hay un alguacilillo que revisa la entrada y dos acomodadores que le orientan sobre el sitio concreto de cada localidad. Hay muchas menos filas que en el tendido y en la andanada y es un sitio cómodo y a la vez tranquilo, excepto en la zona de sol.

La primera localidad de la grada es la barandilla. Todo el perímetro de la plaza dispone de asientos de barandilla entre las columnas, casi siempre en grupos de ocho y de nueve. Es un buen lugar para ver los toros y en el caso de que llueva no te mojas. Detrás quedan el pasillo y las cinco filas de grada. Hay que recordar que si para las andanadas hay que subir dos pisos, para las gradas hay que subir sólo uno pero las escaleras son las mismas. A la hora de abandonar el coso se habilitan accesos especiales junto a la zona de las peñas y el patio de caballos que permiten más comodidad en el tránsito. En la grada se encuentra también el palco, del que no se venden entradas pues se reservan para autoridades y medios de comunicación. Al palco de autoridades, que es distinto, se accede por una puerta que está situada entre las taquillas y la puerta grande.

Andanada

La andanada es la parte más alta de la plaza. A su vez es la que da cabida a más gente y de la que todos los días salen entradas a la venta, unas 1950. La pendiente es más acusada que en el tendido y la grada y cuenta con 15 filas. Así como en la Grada existen barandillas, en la andanada también y de la misma forma y tamaño porque son gemelas. Se eliminaron las columnas porque en la remodelación de Rafael Moneo la techumbre se apoya en tirantes de hierro situados más arriba lo que permite más espacio de visión del espectáculo.

Detrás de la barandilla está la primera de las filas de Grada. La fila 1. Hay que tener cuidado porque la fila 2 está al otro lado del pasillo. La fila 1 queda hacia abajo pegada como hemos dicho a la barandilla y la 2, arriba del pasillo. Además, en la andanada hay un escalón sin ocupar sobre el que descansan los pies los de la fila 2 y en la que no se sienta nadie para despejar el pasillo. Da lugar a equivocaciones al creer muchas personas que se trata de la fila 1.

El problema que puede haber en la andanada es localizar el número de fila y el número de asiento. La andanada también se divide por secciones que están pintadas en la pared superior y que se puede encontrar fácilmente a simple vista. Una vez localizada la sección hay que tener en cuenta que más o menos están divididas por los tramos de escalera y éstos llevan una barandilla roja bastante visible y los escalones están pintados de amarillo. Sólo queda recordar que debido a la mayor longitud de la cuerda de la plaza conforme se asciende hay más asientos respecto a las primeras filas.

Las peñas y el resto

En la plaza de toros de Pamplona la división entre sol y sombra tiene poco sentido, sería más justa la que existe entre peñas y el resto. Y es que el ambiente característico de las mismas genera una situación singular digna de vivir. Quien no haya visto una corrida de toros desde el sitio de las peñas no podrá decir que ha vivido las fiestas de Sanfermín completamente.
El que quiera formar parte de este ambiente o evitarlo debe saber que la zona de las peñas corresponde a la que se encuentra encima de los toriles y ocupa una parte del tendido 5, el tendido 6 y una parte del 7. También se extiende a la andanada en sus secciones 11, 12 y 13 y a la grada por las secciones 6 y 7. Tampoco es que se respeten estas divisiones estrictamente porque sería como ponerle puertas al campo pero de hecho éstas existen.

Incluso entre las propias peñas, para saber qué zonas deben ocupar, aunque no las respeten rigurosamente, existen unas líneas rojas que delimitan el sitio de cada peña. Estas indicaciones son sencillas con la plaza vacía pero en Sanfermín el buen ambiente general nos permitirá acabar encontrando la localidad sin problemas. De todas maneras, el anecdotario popular está lleno de buenas historias que empezaron al equivocarse al encontrar el sitio.

 

 

 

    Instagram Pinterest San Fermín en directo en RTVE