Txupinazo de Sanfermin. @Javier Martínez de la Puente.

¿Qué es Sanfermin?

Sanfermin es una de las fiestas más grandes del mundo, que se celebra en Pamplona del 6 al 14 de julio, y a la que no puedes faltar por lo menos una vez en la vida

Dicen quienes han vivido las fiestas de Sanfermin en Pamplona que son unas de las más grandes del mundo. Las razones de que Sanfermin ocupe un lugar entre las siete fiestas con más fama mundial es que hay mucha juerga ininterrumpida durante nueve días… La fiesta no se detiene.

Realmente puedes encontrar momentos de fiesta muy diferentes a cualquier hora. En Pamplona, desde el 6 hasta el 14 de julio, hay espacio para todo el mundo y personas de diferentes edades pueden encontrar lo que les gusta para pasarlo bien. ¿Qué fiestas del mundo te permiten ir con tu hijo o con tu madre y que los dos os lo paséis muy bien? Pocas, y Sanfermin es una de ellas.

Txupinazo en Sanfermin, gente de blanco

©Javier Martínez de la Puente. Sanfermin 2014 

9 cosas que debes saber antes de venir a las fiestas de Sanfermin

1) Sanfermin es más que el encierro

El encierro es el acto más conocido de Sanfermin, pero hay muchas otras formas de divertirse del 6 al 14 de julio. Si no te gustan los toros, Sanfermin también es una fiesta para ti. Hay mucha gente, incluso gente de Pamplona, que vive intensamente la fiesta y que ni corre ni ve el encierro.

2) Fiestas en honor a un santo

Las fiestas se celebran en honor a un santo católico, San Fermín. Por eso los corredores del encierro le cantan cada día antes de la carrera y se celebra una gran procesión el día 7 de julio desde las 10.00 de la mañana por el casco viejo. Sin embargo, la juerga y la fiesta diaria no tienen un carácter religioso.

3) La fiesta está en la calle

La juerga y la fiesta se viven especialmente en la calle. Es habitual estar en la calle, bailar en la calle, cantar en la calle y hablar y compartir en la calle. Generalmente hace muy buen tiempo en Pamplona en julio y eso hay que aprovecharlo. Eso sí, es importante guardar el equilibrio y respetar también a los vecinos que quieren descansar.

4) Juerga sí, respeto también

La juerga se extiende por toda la ciudad, pero el respeto también. Quienes participan en la fiesta, lo hacen con estas condiciones. Si vienes a Sanfermin comparte estos valores de respeto en cualquier situación, especialmente con las mujeres, y sacarás más partido a tu visita y a la fiesta. En Sanfermin no todo vale.

5) Tú eres el protagonista

El secreto de las fiestas de Sanfermin es que no se viven como testigos o como simples visitantes, sino que permiten al viajero disfrutarlas como protagonista. ¿Te imaginas ir a la final de la Champions League de fútbol o al Seis Naciones de Rugby y que te dejaran jugar? En Pamplona, desde el 6 al 14 de julio es posible, pero tienes que poner de tu parte para poder disfrutar de Sanfermin como uno más.

JavierM@SanFermin201400005_12 de julio de 2014_AZ1K9235

© Javier Martínez de la Puente. Sanfermin 2014. 

6) Fiestas populares

El pueblo de Pamplona y sus iniciativas le dan una vertiente popular a la fiesta, complementando el programa oficial que prepara cada año el Ayuntamiento de Pamplona. Las peñas, agentes animadores de la fiesta, son una de sus expresiones más claras, así como asociaciones de vecinos, asociaciones deportivas, sociedades gastronómicas, marcas como Kukuxumusu, etc.

7) Mucha gente. Pocos planes

Pamplona es una ciudad relativamente pequeña que en Sanfermin multiplica sus habitantes por dos y, los días de fin de semana, por tres o más. Es habitual que, gracias a los viajeros, haya mucha gente por todas partes por lo que es recomendable no hacer planes muy cerrados ni quedar con poco margen de tiempo. Despreocúpate. Un consejo: sigue una peña y a su charanga y déjate llevar.

8) La huella de Hemingway

Ernest Hemingway marcó el camino hacia Pamplona a muchas personas con su obra The Sun Also Rises, como también lo hizo James Michener con The Drifters. La atracción de esas historias siguen en vigor y muchas personas acuden a Pamplona movidos por la literatura de estos dos genios de la escritura. Puedes descubrir los sitios que permanecen intactos en los que Hemingway fraguó sus historias y puede ser una buena excusa para acercarte a la fiesta.

9) Atención sanitaria asegurada

Si te pasa algo, te curarán. Navarra goza, además, de mucha fama en la atención sanitaria tanto para el encierro como para otros accidentes que te puedan ocurrir mientras disfrutas de la fiesta. Sin embargo, si eres de otro país te cobrarán el gasto. Por eso es bueno hacerse un seguro de viaje con la cobertura sanitaria asegurada. Un consejo, consulta las exclusiones ya que el encierro y el salto desde la fuente son alguna de las excepciones de la letra pequeña de las aseguradoras.

No creas todo lo que te cuentan…

-Los toros no corren libremente por las calles. Hay un recorrido marcado, a una hora determinada y con los accesos determinados. Mira la sección cómo correr el encierro para saber más.

-No es obligatorio correr el encierro. No te hace de menos escoger no correr delante de los toros. Es muy nomal ver el encierro desde un balcón o en la plaza de toros.

No es una tradición local saltar desde la Fuente de la Navarrería. Sí que es una costumbre de algunos viajeros extranjeros. Consulta los peligros de la fiesta de Sanfermin.

 

Sanfermin no es una fiesta sexual. Es una fiesta donde se respeta como en cualquier otra situación a las mujeres y a los hombres de cualquier condición y clase.

No es normal dormir en los parques de Pamplona en Sanfermin en lugar de en un hotel, apartamento o un camping. Sí es normal ver a gente derrotada por la fiesta que descansa donde puede mientras se recupera para arrastrarse hasta su destino.  Está prohibido, de hecho, acampar en las extensas zonas verdes de Pamplona, aunque si alguien se queda dormido en un parque al raso porque es incapaz de retornar por sí mismo a su casa u hotel nadie le va a decir nada.

Guia dormido. © Mikel Ciaurriz.  Sanfermin 2015.

© Mikel Ciaurriz. Sanfermin 2015. 

¿Por qué el pañuelo rojo en Sanfermin?

El pañuelo rojo es un distintivo de la vestimenta típica de las fiestas de Sanfermin, tanto, que la tradición dice que lo puedes llevar anudado al cuello mientras las fiestas estén vivas. Es por ello que antes del lanzamiento del cohete o txupinazo la gente lo lleva en la muñeca, en el bolsillo o en la mano, y los exhibe al aire cuando quien se encarga de inaugurar las fiestas grita: “Viva San Fermín, Gora San Fermín”. Una vez que empieza la fiesta todo el mundo se lo anuda en el cuello.

Además de quedar bien con el blanco y de teñir la ropa -si es de mala calidad y lo lavas con lo claro a más de treinta grados-, el pañuelo tiene un origen religioso.

Según el ex-párroco de la Iglesia de San Lorenzo de Pamplona, que es donde se encuentra la capilla en honor a San Fermín, Jesús Labari -ya fallecido-:“No se sabe a ciencia cierta y con hechos probados el momento en el que se comenzó a usar el pañuelo, pero sí conocemos sus motivos. Para las ceremonias religiosas en honor a un santo, si éste ha sido mártir y ha muerto por sus creencias, los sacerdotes nos vestimos de rojo. En el caso de las fiestas en honor a San Fermín así lo hacemos porque sufrió martirio y lo del pañuelo rojo es una interpretación de la gente de esta costumbre religiosa.”

Otras teorías sitúan la costumbre en el llamado Voto de las Cinco Llagas. Éste se instauró en 1599 como acción de gracias por la erradicación de una epidemia de peste que mató a un tercio de la población de Pamplona. Para curarla se colocaba en el pecho de los enfermos un sello con la representación de las Cinco Llagas de Cristo. Por lo visto, dada la efectividad de la medida y en agradecimiento, las autoridades de la Ciudad decidieron celebrar perpetuamente este voto llamado “de las Cinco Llagas”. La representación de éstas llagas es, al parecer, muy similar a cómo queda un pañuelo al cuello.