© Maite H.Mateo.

Dónde dormir

No es normal dormir en los parques de Pamplona en Sanfermin en lugar de en un hotel, apartamento o un camping. Sí es normal ver a gente derrotada por la fiesta que descansa donde puede mientras se recupera para arrastrarse hasta su destino

Lo que se duerme no se vive, y durante las fiestas de Sanfermin no hay que perderse ni un detalle de lo que ocurre. Sin embargo, hay momentos en que el agotamiento o el alcohol derrotan al más valiente. Venir a Sanfermin sin ningún lugar para dormir y confiar en los parques es muy arriesgado porque suele llover, hace frío y tendrás que levantarte para que limpien, para que rieguen, para dejar sitio o para cualquier cosa.

La oferta para dormir la mona en Sanfermin es variada. Si tienes dinero, un hotel es lo tuyo. Pero si no reservas con mucha antelación, olvídate. Mucha gente duerme sobre el césped de los parques de Pamplona. Y entre ambas ofertas, un sinfín de pensiones, campings, casas particulares, etc… Seguro que hay alguna modalidad que se adapta a tus necesidades.

Sanfermin.com ofrece opciones personalizadas que pueden ser de tu interés, muy elásticas, y adecuadas a cada tipo de viajeros. También combinan sus ofertas con balcones para ver el encierro. Si quieres habitaciones sueltas o combinadas con vuelos, puedes reservar en travel.sanfermin.com (findor.com + Orbitz + sanfermin.com). También es habitual alquilar pisos o habitaciones a particulares, aunque no es tan seguro.

 

Dormir en hoteles en Sanfermin

Recuerda que hay que reservar con muchísima antelación. Los hoteles sanfermineros típicos son los situados en el centro de la ciudad: el Gran Hotel La Perla es un clásico por su relación con Hemingway. El Hotel Yoldi, cerca de lo viejo, se caracterizaba por su ambiente taurino: aquí solían alojarse muchos matadores y sus cuadrillas.

También en el mismo centro de la fiesta están el Hotel Maisonnave y el Hotel Restaurante Europa. El Maisonnave tiene parking. Suele organizar exposiciones y actos durante Sanfermin. El Europa dispone además del famoso Restaurante Europa gestionado por la familia Idoate, de gran tradición culinaria. Más barato, e igual de céntrico, es el Hotel Eslava. Muy céntricos también son el Hotel Leyre (en otro tiempo y aún hoy, llamado Orhy) y el Hotel Avenida (donde reposa la peña taurina Borussia).

Prácticamente en el casco viejo está el hotel mas conocido de Pamplona: el hotel Tres Reyes, en medio del parque de la Taconera y en el centro de la fiesta. Cerca del Centro, entre Pamplona y Burlada, pero muy cerca de la plaza de toros se encuentra junto al río el Muga de Beloso.

Los hoteles de la parte vieja y sus alrededores tienen todos la pega de ser más ruidosos (aunque todos tienen ventanas aislantes). Si tienes el sueño ligero, igual es mejor que busques la tranquilidad en los barrios periféricos. En la zona de San Juan y Ermitagaña e Iturrama hay un buen montón de hoteles de construcción más reciente. En Iturrama, una zona con gran animación, está el AC Marriot-Ciudad de Pamplona. Junto al jardín japonés del parque de Yamaguchi están el Hotel Reino de Navarra y el Hotel Sancho Ramírez. En la zona de Ermitagaña el más espacioso es el Hotel Iruña Park. En la misma zona, muy bien comunicado, está el Hotel Albret y un poco más lejos Suites Mirasierra.

Menos afectados por la subida generalizada de precios de la época sanferminera, y mucho más tranquilos, hay varios hoteles fuera de Pamplona como el AC Zizur Mayor, el Hotel Don Carlos (Huarte-Pamplona), el Restaurante Alaiz (Noáin), el Hotel Andía (Orcoyen) o Hotel El Toro (a 5 km., en Berrioplano).

Hostales y pensiones

Hay varios en el Casco Viejo y algunos más en los barrios. Eso sí, igual que para los hoteles, las pensiones, los apartamentos y todo aquello que suponga cama a cubierto, recuerda que hay que reservar con mucha antelación. Que no te dé apuro llamar diez meses antes, es lo habitual. Algunos de ellos son el Hemingway Hostel, Aloha Hostel, Xarma Hostel, Hostel Ciudadela y Hostal Pamplona. Con  más tradición y tamaño conocemos el Hostal Navarra, Hostal Acella y otros. Hay expertos en alojamientos que gestionan pisos y habitaciones durante todo el año con gran experiencia como Alojamiento Pamplona, Hostelet y Alojamientos Acella. También puedes consultar las pensiones de Pamplona aquí.

Los campings se encuentran en las afueras o en pueblos cercanos, pero suelen tener medios de transportes propios (pregúntalo), un entorno totalmente natural y unas fiestas increíbles. Puedes consultar la página de la asociación que los agrupa.

© Maite H Mateo. Hierba de emergencia ante agotamientos repentinos.

 

Dormir al aire libre

En cuanto a dormir al aire libre, normalmente la gente busca un parque y se tira en la hierba. La cosa no tiene un riesgo especial de robos: cantidad de gente duerme al raso, pero de todas formas es mejor hacerlo en grupo que solo, sobre todo si te vas a un lugar apartado.

El mejor parque para dormir es la Vuelta del Castillo: es el más grande y está cerca del mogollón, pero no pegado a él (menos ruido). En el Redín (dónde el Caballo Blanco) hay unos hierbines encima de la muralla y aunque están vallados es mejor no dormir aquí porque es bastante peligroso, sobre todo si llegas borracho, cosa bastante probable: hay un corte de muralla de diez metros por el que se ha caído, y matado, más de uno.

Hay más hierba gratuita debajo del Redín, en los fosos de la muralla, saliendo por el portal de Francia a la derecha. Cerca de la parte vieja está también la Media Luna, muy tranquila, aunque tiene poca hierba. Hay otros verdes dormibles, más tranquilos cuanto más lejos del casco viejo.

© Maite H Mateo. La siesta te pilla sin avisar y haces lo que puedes.

 

En todo caso es recomendable un saco de dormir: las noches son frescas

Una esterilla aumenta considerablemente el confort. En fin, no te vamos a dar un cursillo de camping, porque además, acampar está prohibido y si despliegas la tienda de campaña te arriesgas a una multa.

Si vas a dormir al aire, también te será de mucha utilidad para guardar tus cosas la consigna que hay en la plaza de San Fracisco.

© Maite H Mateo. La espalda siempre recta, aunque duermas en cualquier parte.