Los Miura no hacen daño

A pesar de ser un encierro frenético y con múltiples caídas y atropellos, sólo dos heridos trasladados a centros hospitalarios por traumatismos

Foto: Mikel Lasa

Frenético encierro de la ganadería de Miura, en el que se han vivido momentos de muchísimo peligro y tensión, protagonizados por un astado negro de nombre “Navajito” que ha corrido a gran velocidad y se ha adelantado a la manada, arremetiendo contra varios corredores situados en los tramos de Mercaderes, principio de Estafeta y en Telefónica. A pesar de todo, ningún corredor ha resultado herido por asta de toro y tan sólo dos personas ha sido trasladadas a los hospitales de Pamplona.

La manada ha corrido compacta hasta principio de la plaza del Ayuntamiento, pero un toro negro se ha adelantado y ha sido el protagonista de un encierro atestado de corredores, en el que se han producido muchísimas caídas y el burel negro ha imprimido un ritmo frenético, arremetiendo contra los corredores en distintos tramos. Los mozos que han sabido aguantar el ritmo de este astado en la calle Estafeta han protagonizado las carreras más espectaculares del encierro de hoy.

El astado negro, que ha entrado sólo en la plaza por delante de resto de la manada, se ha dado media vuelta en el coso taurino, pero tan pronto como ha visto a sus hermanos, se ha dirigido a los toriles con ayuda de los dobladores después de culminar la carrera en 2:27.