Otro Escolar que se queda colgado en Santo Domingo

Sanferminetako bigarreneko entzierroan José Escolarren zezenetako bat behin ere atzeratua Santo Domungo. Bi adarkatu

Foto: Javier Martínez de la Puente

Complicadísimo y vistoso a partes iguales. Así fue el encierro de José Escolar, segundo de Sanfermin 2017. Siguiendo con la tradición de años anteriores con esta ganadería, un toro se volvió al corral e hizo el recorrido en solitario tras retomar la marcha junto a los cabestros de cola. Según el parte médico oficial, hay 2 heridos por asta de toro.

El encierro comenzaba con seis toros aunque ya en el corral se veía como un par de cabestros y el último toro rodeaban a la manada. Una vez fuera del corral y en el mismo punto en el que sus hermanos se detuvieron en años anteriores, el paso de peatones de la cuesta de Santo Domingo, el toro se detuvo y se separó hasta que fue obligado a entrar al corral y volver a salir con los cabestros de cola.

En cuanto a sus hermanos de camada, ya en Santo Domingo empezaron los primeras problemas con un herido por asta de toro en el glúteo. En la Plaza Consistorial este suceso se repitió con una cornada en el brazo.

La carrera seguía para los corredores y cuando cinco toros llegaban a la plaza de toros el último salía y comenzaba la carrera. La primera parte del encierro se completaba en tres minutos, con más situaciones de peligro que en la segunda, y con unos toros bastante compactados gracias a varios mozos que guiaban a los astados.

El tramo de Estafeta ha sido muy vistoso y limpio en ambas partes del encierro pero sobre todo en la segunda parte, donde el toro rezagado se ha adelantado a los cabestros siguiendo una velocidad considerable y ha corrido los últimos 150 metros  sin que se produjeran nuevas incidencias a pesar de la rapidez.