Jandilla siembra el caos

Cuatro corneados en un encierro marcado por el minuto dramático de Gavioto en el callejón

Foto: José Antonio Pérez

Los encierros de Sanfermin 2010 se han despedido con los toros de la ganadería de Jandilla, una de las más temidas y peligrosas en cuanto al número de heridos y corneados, que en el día de hoy han protagonizado un año más una carrera muy peligrosa, en la que un toro colorado, de nombre “Gavioto”, ha quedado rezagado en el tramo de Telefónica y se ha girado en varias ocasiones. Este astado ha arremetido varias veces contra los vallados de este tramo, donde había varias personas citando al burel. En este tramo se han vivido momentos de gran tensión y, aunque los corredores han intentado guiar al toro hasta la plaza, les ha resultado muy complicado. Por suerte, la insistencia de los corredores ha conseguido que el morlaco fuera avanzando y entrara en la plaza, después de completar los casi 900 metros de recorrido en 4:22.
Otro de los momentos de peligro se ha vivido en la parte derecha de la curva de Mercaderes, donde un corredor ha sido embestido por un toro negro. Once corredores ha sido trasladados a los hospitales de Pamplona, cuatro de ellos heridos por asta de toro.

La manada ha corrido compacta y arropada por los mansos casi hasta el final de la calle Estafeta. En el inicio del recorrido, se han vuelto a producir una vez más caídas de corredores y algún morlaco también. Los astados han ido mirando en más de una ocasión a los corredores y han arremetido contra algunos de ellos.

La torada ha continuado a gran velocidad por la plaza del Ayuntamiento y por Mercaderes y un toro negro se ha ido adelantando a los mansos y ha comenzado a guiar a sus hermanos. Ha sido este toro negro quien ha protagonizado momentos de gran peligro, al coger la curva de Mercaderes por la derecha y embestir bruscamente a un corredor, tras lo cual ha vuelto a arremeter violentamente contra otro corredor al inicio de Estafeta. La manada que venía por detrás, a poca distancia, se ha unido a este toro y varios astados han resbalado al comenzar la calle Estafeta, aunque se han levantado enseguida y han continuado la carrera a gran velocidad.

Los astados han corrido acompañados por los mansos hasta el final de la carrera, aunque en la calle Estafeta la manada se ha ido estirando, lo que ha permitido a los corredores acercarse a pocos centímetros de las astas y aprovechar el último encierro de las fiestas para lucirse y despedirse con buen sabor de boca de Sanfermin 2010. Varios corredores han sido arrollados por los bureles y se han producido un montón de caídas a lo largo de todo el recorrido.

Un toro colorado, de nombre “Gavioto”, ha resbalado en Telefónica y ha protagonizado los momentos de mayor dramatismo y peligro de la carrera de hoy, al girarse en más de una ocasión y arremeter contra los vallados una y otra vez, donde varios corredores estaban apostados.

Los corredores han intentado guiarle hacia la plaza en más de una ocasión, pero el morlaco colorado se resistía e intentaba embestir a los corredores que tenía alrededor. La insistencia de los corredores y la buena labor de los pastores han conseguido que el burel prosiguiera su marcha hacia la plaza de toros, donde ha vuelto a embestir violentamente a un mozo que estaba despistado. “Gavioto” ha culminado en 4:22 uno de los encierros más peligrosos y accidentados de Sanfermin 2010.