Con Fuente Ymbro, por los suelos

Sin heridos por asta en una carrera rápida, con muchas caídas y con último toro que llegó a la plaza sin fuerzas

Foto: Miguel Fernández

Rapidísimo quinto encierro de Sanfermin 2012 y muy limpio, en el que los morlacos de la ganadería gaditana de Fuente Ymbro han corrido juntos buena parte del recorrido y, aunque se han producido muchísimas caídas en los distintos tramos, tanto de corredores como de astados, ningún corredor ha resultado herido por asta de toro.

La manada ha corrido agrupada a lo largo de la cuesta de Santo Domingo, pero hacia final del tramo un burel negro se ha adelantado y ha comenzado a guiar la manada a gran velocidad, acompañado un poco más tarde por un toro jabonero que se le ha unido. Estos dos morlacos que comandaban la manada a gran velocidad, han resbalado bruscamente contra el vallado de Mercaderes y sus hermanos, que venían por detrás, se les han unido, dirigiéndose todos juntos a Estafeta.

En la calle Estafeta la manada ha corrido disgregada y los corredores han vuelto a poder lucirse a pocos centímetros de las astas. El último astado que ha entrado sólo en la plaza, de nombre “Infundio”, ha entrado totalmente desfondado y se ha caído varias veces dentro del coso taurino, lo que ha retrasado unos cuantos segundos el final del encierro, que se ha completado en 3:12.