Jandilla soilik ikaratzen dute

Los toros de Jandilla protagonizan una trepidante carrera en la que varios corredores estuvieron muy cerca de ser corneados. Siete heridos por traumatismos

Argazkia: Javier Martínez

El quinto encierro de la ganadería de Jandilla ha sido rápido, limpio, pero muy emocionante y con buenas carreras y situaciones de mucho peligro. Cinco toros han ido hermanados durante todo el recorrido, y uno de ellos se ha quedado rezagado, pero sin que se hayan registrado heridas por asta.

Al comenzar la carrera uno de los toros miraba a ambos lados con intención de embestir, sin embargo, ha seguido su camino junto a la manada sin producir ninguna cornada. El momento de más tensión que se ha producido en la carrera ha sido metros antes de la entrada al callejón, cuando varios corredores han caído al suelo y han formado un pequeño montón, que se ha disuelto con rapidez, a pesar de que varios mozos se han quedado tumbados en el centro de la calle.

A pesar de la espectacularidad de la carrera y de lo cerca que se han producido algunas carreras, solo se han registrado heridos por traumatismo de diversa consideración.