© Hanna Quevedo

Otros ritos

Las fiestas de Sanfermin se conforman también de numerosos actos no oficiales que aportan su granito de arena al todo festivo

La Escalera

Aunque las fiestas de Sanfermin empiezan el día 6 de julio y terminan el 14, durante el año, y sobre todo la semana previa, se celebran distintos eventos que van poco a poco caldeando el ambiente de cara a las fiestas.

La letra de una conocida canción sanferminera (“uno de enero, dos de febrero, tres de marzo, cuatro de abril, cinco de mayo, seis de junio, siete de julio San Fermín. A Pamplona hemos de ir con una media, con una media, a Pamplona hemos de ir con una media y un calcetín”) sirve de excusa a las peñas de Pamplona para ir celebrando durante el año, en las fechas a las que hace referencia dicha canción, los días que quedan para que lleguen las muy esperadas fiestas.

Las celebraciones consisten generalmente y, como no podía ser de otra forma, en una cena y una parranda “a lo Sanfermin”, en algunos casos ataviados de blanco y rojo. La cuenta atrás comienza nada más y nada menos que el primer día del año y continúa sucesivamente (de ahí el nombre de “escalera”) en las fechas a las que hace alusión la canción. No es una “tradición” todavía muy arraigada, ya que al ser fechas salteadas en el calendario es difícil darse cuenta y sólo cuando ves a una cuadrilla vociferando alguna canción sanferminera o vestidos de blanco y rojo, caes en la cuenta de que cada vez falta menos para Sanfermin.

Año tras año, cada vez son más los bares que se unen a este ritual y ponen música sanferminera, con lo que se respira entre la gente cierto ambiente sanferminero.

El Riau-Riau

El Riau-Riau es un acto tradicional en el que se acompañaba a la corporación municipal desde el Ayuntamiento hasta la capilla de San Fermín, unos 500 metros en total. Se celebraba de manera oficial desde 1914 y así duró hasta 1991. En 1997 se retomó la iniciativa de la misma manera que comenzó, por el impulso popular.

El ritmo de la marcha era lento porque hay mucha gente y la muchedumbre camina tarareando “Riau Riau” a ritmo del Vals de Astráin. El canto se repite una y otra vez interpretado por La Pamplonesa y a coro entre los asistentes. El récord de interpretaciones data de 1980 donde se puso escuchar 181 veces seguidas. El culpable de esta iniciativa fue Ignacio Baleztena y su hijo recupera la historia original en el blog de Premin de Iruña.

En 1991 el Riau-riau fue suspendido tras unos graves incidentes que provocaron que la corporación municipal no pudiera completar el recorrido. En 1972 y en 1980 tampoco se pudo completar el camino del Riau-Riau pero esta vez fue definitiva por la intensidad del incidente. Hubo varios intentos por recuperarlo en años posteriores como en 1996, pero el esfuerzo fue vano.

En 1997 miembros de la peña Mutilzarra realizaron los primeros intentos de recuperar de manera popular el Riau-Riau sin la presencia de representantes políticos. A esta iniciativa se sumaron varias asociaciones de jubilados. Poco a poco este esfuerzo fue ganado adeptos y desde 2002, la asociación de jubilados Yoar, asumió de manera popular este acto.

En 2006 se volvió a sumar la banda La Pamplonesa y la Comparsa de Gigantes y Cabezudos. El resultado es bastante similar al tradicional, pero sin la corporación municipal y sin protesta ante su presencia.

En 2012 se recuperó el acto oficialmente pero no se pudo completar el recorrido. Se registraron incidentes en la plaza del ayuntamiento por lo que de nuevo el Riau- Riau fue suspendido sine die.

En 2013 la peña Mutilzarra impulsa de nuevo el Riau-Riau de manera no oficial y sin presencia de autoridades para el 6 de julio a las 18.00 en la Plaza Consistorial.

Encierro del día 15 o encierro de la villavesa

El Movimiento 15 de julio es el organizador de este evento no oficial y popular. Las fiestas se terminan el día 14, pero hay quien hace lo posible por alargar la fiesta todo lo que se puede, con encierro incluido. El encierro del día 15 tiene su origen en el legendario “Encierro de la Villavesa”. En Pamplona llamamos villavesas a los autobuses urbanos, y este encierro de la villavesa consistía en sustituir la habitual manada de toros por el autobús que el día 15, acabada ya la fiesta oficial, subía por la cuesta de Santo Domingo.

Este encierro se realizaba con toda la ceremonia del otro. Se cantaba al santo (sustituido por una botella), estaba prohibido citar al bicho, etc. Era una cuchufleta al orden establecido. Y al orden establecido, claro, no le gustaba la cosa, así que hizo todo lo que pudo por cargarse el “Encierro de la Villavesa”. Hace tiempo que se suprimió la villavesa de las ocho, pero dio igual, se utilizó una camioneta de reparto que subía al mercado, o cualquier vehículo que subiera por Santo Domingo.

En los últimos tiempos la cosa ha variado algo: el encierro se celebra ahora delante de un ciclista (con su maillot y todo) y de alguna persona disfrazada de toro. Y hay cánticos al santo, al que los habituales del acto llaman el Santo Patrón del Día 15. Por lo visto, es un santo algo borracho y muy vivo que sale en procesión después del Pobre de mí y va bendiciendo al personal hasta la hora de este particular encierro.

 

Encierro Txiki con Mister Testis

Kukuxumusu ha conseguido poner en marcha un proyecto largamente perseguido: la celebración de un encierro txiki. Desde 2011, 24 años después de los últimos encierros infantiles celebrados en Sanfermin con vaquillas de verdad, Kukuxumusu promueve una carrera con toros gigantes de peluche. El popular Mister Testis, junto a varios hermanos de camada, recorren los algo más de 200 metros que separan dos de las tiendas que Kukuxumusu tiene en el Casco Viejo de Pamplona.

El acto tiene todos los ingredientes del encierro oficial: cántico inicial, pastores, cohete anunciador y, sobre todo, diversión para los más pequeños. Los toros salen de los “corralillos” de la tienda Kukuxumusu, en Mercaderes 19, y corren hasta el final de la calle Estafeta, en el número 76.

El acto es de acceso libre y está abierto a todos los niños que deseen participar.No hay que registrarse, es gratis y se celebra a las 19.00 de un día entre semana. Consulta el programa de Sanfermin y busca el Encierro Infantil con Mister Testis.

 

Guiri Day de Kukuxumusu

A Kukuxumusu le encantan los guiris de Sanfermin. Por eso, desde 1996 organiza el Guiri Day, el día del homenaje al extranjero, con el que se busca reivindicar su figura como parte esencial de la fiesta y mostrar la verdadera imagen de un colectivo no suficientemente reconocido y que ha contribuido a convertir las fiestas en lo que hoy son.

Dentro de los actos de homenaje al extranjero, en 2004 se instauró el premio al Guiri del Año, con el que se reconoce la trayectoria de algún visitante que se haya significado por su pasión por las fiestas. Cada año Kukuxumusu visita al extranjero en su país de origen para entregarle el premio y luego, en Sanfermin, se organiza una comida con todos los premiados de años anteriores en la que, aunque se oyen un montón de idiomas diferentes, todo el mundo se entiende perfectamente.

2004 – Carmen Alicea. AUS / Australia.
2005 – Lore Monnig. USA / Estados Unidos de America.
2006 – Lars Ingvaron. SWE / Suecia.
2007 – Manfred Walloschke. GER / Alemania.
2008 – Massaoud Sbai. MAR / Marruecos.
2009 – Frank Taylor. UK / Reino Unido.
2010 – Chiyoshi Sugawara. JAP / Japón.
2011 – John Patrick Hemingway. EEUU.
2012 – Catherine Donell / EEUU.
2013 – Jean Louis Douenne. FRA / Francia.
2014 – Anna Nelubova. RUS / Rusia.
2015 – Jean-Pierre Gonnord. FRA / Francia

Baile de la Alpargata

El Baile de la Alpargata quizá sea el baile más tempranero de cuantos se celebran en el mundo. Comienza a las nueve de la mañana, todos los días, y tiene lugar en el Nuevo Casino, situado en el primer piso del número 44 de la Plaza del Castillo. Básicamente consiste en bailar, como su propio nombre indica. Para unos, los más madrugadores, es de lo primero que hacen después de levantarse o después de ver el encierro; para otros, los más trasnochadores, es una forma como otra cualquiera de continuar con la juerga.

Se llama así porque hace muchos años, cuando comenzó la costumbre, la gente acudía al baile tras el encierro calzando las populares alpargatas, un calzado muy habitual en la Pamplona de hace algunas décadas.

El acto reúne a algunos de los nombres más selectos de la ciudad. Esto no es casual, ya que no es fácil entrar. De hecho, es necesario ser socio del Casino o que un socio del Casino te invite a participar del asunto. Merece la pena intentarlo, aunque sea por ver un tipo de ambiente bastante diferente al que se puede encontrar en la calle Jarauta o en San Nicolás.

Desde 1999 el Nuevo Casino también entrega el premio “Alpargata de Honor”, con el que se reconoce al mejor encierro de cada año.

otrosritos_alpargat_holl.g

© Jim Hollander 

Encierro humano y protestas antitaurinas

El encierro humano se celebró durante seis años convocado por Peta. Unos meses antes de Sanfermin 2008, esta organización anunció que cambiaba su estrategia de sensibilización y no acudiría hasta nuevo aviso a Sanfermin. Y esgrimieron como argumento que sus convocatorias para el encierro humano atraían a medios internacionales y más personas hacia la fiesta, siendo contraproducente para sus intereses. Desde entonces protestan por todo el mundo contra los toros y los encierros de Sanfermin. Su lugar fue ocupado desde 2008 por Animanaturalis que realiza una concentración a su estilo.

Historia del Encierro humano

Desde 2002 a 2007, cada cinco de Julio, la organización PETA (People for the Ethical Treatment of Animals, siglas en inglés de Personas a favor del Trato Ético a los animales) organizaba una originalísima carrera que emulaba el recorrido del Encierro tradicional. Era un Encierro anti Encierro, que reivindica la no utilización de animales para la diversión humana. Por motivos de seguridad, el recorrido partía desde el puente de curtidores a la una de la tarde. De ahí, subía por Santo Domingo, bordeaba el Ayuntamiento por detrás del Mercado y accedía a Calderería por Navarrería. Tras llegar a la plaza de toros por la cuesta de Labrit se pronunciaba un discurso en el acceso a la Plaza de Toros.

Lo que más llama la atención de este encierro es que los participantes iban desnudos, o casi desnudos. En cueros o semicueros. Como la cosa era divertida, festiva y pacifica, hasta la Delegación del Gobierno autorizaba el evento y se encargaba de la seguridad de quienes participaban en él. Consiguieron numerosos titulares en las televisiones y periódicos ya que en Pamplona no era habitual ver una manada de hombres y mujeres desnudos corriendo por la calle. Poco a poco fueron ganándose adeptos, tanto, que pasaron de 20 en 2002 a varios cientos en 2007.

El día 12 de julio de 2008, ocho integrantes de la organización Equanimal salvaron las protecciones del encierro para acceder al recorrido minutos antes del cohete e intentar boicotear su celebración. La policía municipal se encargó de desmantelar la protesta y el encierro discurrió sin problemas.

Lo habitual actualmente es protestar el día 5 de julio a eso de las 13.00 horas en la plaza del ayuntamiento de Pamplona llamando la atención a favor de los animales.

20130705_peta31

 

El Struendo

El Struendo es otro acto al margen del programa. Ni siquiera tiene día fijo: suele ser entre semana, una vez pasado el primer estallido de la fiesta, cuando hay más desahogo en las noches de Pamplona.

La cosa es nueva, desde luego, pero lleva ya un carro de años: por lo menos hace treinta años que unos cuantos sanfermineros empezaron esto de juntarse una noche con todos los cacharros de meter ruido que tuvieran y romperle los oídos a la ciudad.

La participación es libre: te coges lo que sea que meta ruido (bombo, tambor, etc.) y te presentas en la trasera del Ayuntamiento antes de las doce de la noche. A las doce menos un minuto tocan el Agur Jaunak, y ahí que te salen a todo atronar por las calles de esta gloriosa ciudad. Acaban tres o cuatro horas más tarde en el pocico de San Cernin, medio sordos y bien mamados (por las frecuentes paradas).

struendo2008.g

 

Toro de fuego

A las 22.00h., para los niños hay un toro de fuego que sale desde la plaza de Santiago. Un artefacto en forma de toro que va soltando fuego, petardos y buscapiés por toda la calle. La cosa es bastante vistosa y se presta a buenas fotos. No hay demasiado problema para verlo, el único riesgo es que algún chispazo te queme la camisa.

Feria de Ganado

La Feria de Ganado se celebra el día 7 de julio desde siete de la mañana a tres de la tarde en el polígono de Agustinos, junto a Eroski. La Feria de Ganado en Sanfermin es uno de los actos más tradicionales de la fiesta. De hecho, muchas fiestas y ferias tienen su origen o desarrollo a través de estas reuniones de ganaderos para la compra y venta de animales. Se busca que no coincida la Feria con el inicio de la fiesta y que la infraestructura sea más adecuada para los profesionales, por ello se realiza en la explanada junto al Eroski en el Polígono de Agustinos.

Actualmente la Feria de Ganado de Sanfermin consiste en que los productores exhiban ganado equino (caballos, potros y burros) para carne, cría, paseo o competición. Los posibles compradores recorren los diferentes puestos intentando negociar el mejor precio para el mejor producto y se lo llevan en camiones. Asturianos, portugueses y gallegos son quienes habitualmente más compran y vascos quienes más venden. A su vez, numerosas personas acuden a disfrutar de una jornada donde el ambiente festivo se une a la singularidad de este evento.