© Javier Martínez de la Puente.

Dónde comer

Sanfermin no es la mejor época para disfrutar de la gastronomía navarra, aunque si eliges bien y tienes paciencia podrás comer razonablemente bien y a un precio no muy elevado

Comer mientras estás de juerga es el secreto para aguantar la maratón festiva que se te vendrá encima. Nosotros tenemos identificados seis momentos imprescindibles para comer en un día típico sanferminero, pero también te harán falta unos consejos prácticos para saber qué y dónde comer.

Comer en Sanfermin no es un problema, pero encontrar un sitio concreto puede ser un problema porque todo el mundo tiene hambre a la vez y hay mucha gente en todas partes. Hay muchas opciones: en un restaurante, en un bar, en la calle, de pinchos, de bocatas, en las barracas, etc… La oferta es extensa, pero la demanda también. Entre semana se está bastante más cómodo y no hay que esperar tanto, pero el fin de semana es infernal. Paciencia.

Consejos prácticos para comer en Sanfermin

-El horario habitual de comidas es más o menos de 14.00 a 15.30 de la tarde para la comida, y de 21.00 a 23.00 de la noche para la cena. Entre estas horas te puedes sentar a comer seguro, aunque en muchas partes siguen dando de comer casi hasta las cinco de la tarde, y te puedes sentar tranquilamente a cenar a las doce de la noche.

-Acude a sitios legales que garantizan las condiciones de salubridad y seguridad alimenticia. Ten cuidado con los establecimientos ambulantes de comida ilegales porque te pueden amargar las fiestas ya que no pasan ninguna inspección sanitaria.

-En algunos sitios la alta demanda puede repercutir en la agilidad del servicio, ten paciencia, estamos de fiesta y hay mucha gente.

-Muchos restaurantes y bares realizan un importante esfuerzo y preparan menús especiales para Sanfermin con platos típicos que merecen mucho la pena.

-Pregunta antes cuánto cuestan las cosas ya que los precios pueden variar en fiestas.

Recuerda que en Pamplona no es costumbre lo de la tapa “gratis”, y si ves la barra de un bar llena de comida probablemente sean “pinchos” que además de no ser gratis, no tienen por qué ser especialmente baratos debido a su compleja elaboración.

-Desayunar de resaca es el momento crítico de cualquier día de fiesta porque se mezclan en los mismos lugares quienes empiezan la fiesta y quienes la acaban, lo que genera una mezcla un poco especial. Respeta y te respetarán.

-Como en todo en Sanfermin, cuanto más alejado del centro estés, probablemente sea más fácil conseguir tu objetivo de comer en cualquiera de sus formatos. Piénsalo.

img_0122jpg_7522352936_o

© Maite H Mateo 

Desayuna con churros

Una de las tradiciones culinarias más comunes de Sanfermin es desayunar churros. Si quieres quedar bien ante cualquier invitado, lleva churros; si quieres enamorar a alguien, llévale churros; si quieres conocer gente, invita a churros… Los churros tienen poderes en Sanfermin, son muy buenos y si los riegas con un buen chocolate puedes recordar ese momento para siempre. No está mal visto comer churros a cualquier otra hora del día y además no son excesivamente caros.

Las churrerías de referencia en Pamplona en Sanfermin son cuatro. La Churrería de la Mañueta, el Churrero de Lerín, la Churrería Gayarre y los churros de San Miguel. Hay churros muy buenos en otros establecimientos como la Cafetería de El Corte Inglés, pastelerías Manterola, chocolatería Valor o el Café Iruña, pero nosotros te proponemos estas cuatro opciones:

La Churrería de la Mañueta

Está en la calle Mañueta de Pamplona. La regenta Paulina Fernández y su familia y es singular porque solo abre en Sanfermin y unos cuantos fines de semana el resto del año. Su método tradicional de elaboración permite unos churros inigualables. Os recomendamos llevaros una rosca entera. Un consejo, como dijo Paulina en Sanfermin.com, no bebáis agua después de comer churros.

 

El Churrero de Lerín

Lo puedes encontrar en la calle Estafeta 3, tiene la ventaja de que además de ponerte unos churros estupendos puedes aderezarlos con un chocolate para llevar buenísimo. En las paredes de la tienda la gente de todo el mundo ha escrito mensajes en su visita a la churrería. Un secreto: el churrero se disfraza un día de Sanfermin. Si vas ese día tu visita merecerá la pena por el producto y por el momento divertido que vivirás.

La Pastelería Gayarre

Es otro de los establecimientos tradicionales de churros en Sanfermin. Situada en la calle Olite 30 tiene los churros más similares a las porras madrileñas por lo que, además de ricos, estos churros son grandes y gordos.

Churrería San Miguel

Su gente y sus churros son muy conocidos. Durante todo el año los puedes encontrar con su churrería móvil en diferentes puntos de Pamplona, como en el bosquecillo o la plaza del Castillo. En Sanfermin están an Antoniutti y abren hasta bien entrada la noche.

Almuerzos de Sanfermin

Para almorzar en Sanfermin hay que diferenciar entre el día 6 y el resto de las fiestas. El día 6 antes del Txupinazo es costumbre local realizar almuerzos para comenzar la fiesta con fuerzas. Si quieres almorzar sentado ese día sin reservar, tienes un problema. Algunas de las reservas para almorzar el día 6 de julio se realizan de año en año o con muchos meses de antelación. Por lo tanto, será muy difícil improvisar un almuerzo sentado y sin reserva casi en cualquier sitio de Pamplona para ese día. Existe gran tradición de almuerzos y ese día es normal que los grandes restaurantes abran sus puertas a esas horas para almuerzos de cuadrillas y grupos.

El resto de las fiestas de Sanfermin lo habitual es almorzar en bares como La Servicial (Calle Navarro Villoslada 11 -segundo ensanche-), el Bar Danubio (plaza Santa Gemma -SanJuan-), Iruñaberri (Pío XII 7 -Iturrama-) o el Txirrintxa, al final de la calle Estafeta.

El almuerzo de Sanfermin es una mezcla de desayuno inglés y cena europea.

Algo copioso. No es una comida, aunque en Sanfermin puede parecerlo. Su objetivo es darte fuerzas tras el encierro o tras una noche movida y amanezcas como un campeón o campeona. Lo normal para almorzar es unos “Huevos con”, que son huevos fritos con algo como jamón, txistorra, tomate y demás y algo de beber como vino con gaseosa o kalimotxo. De ahí hacia arriba se puede ver cualquier cosa. En las fotos de Sanfermin hemos visto almuerzos increíbles. En el almuerzo no se lleva lo light.

comida_9270020736_o

© Javier Martínez de la Puente 

Comer en Sanfermin

Comer en Sanfermin es realmente un placer, en parte también por el ambiente. Las cocinas se esmeran en platos de ingredientes típicos pero con la elaboración moderna y perspectiva tradicional de la gastronomía de esta zona. Es importante gestionar una reserva, pero nunca dejes de llamar o de acudir porque hay gente en Sanfermin que conforme pasan los días van borrándose de la juerga por derrota parcial y quedan sitios para nuevos visitantes.

Los restaurantes mejor clasificados de Pamplona por sus clientes en TripAvisor son el Restaurante Anttonenea, Restaurante Europa (con Pilar Idoate a los mandos), Restaurante Rodero, Restaurante Alhambra,  Restaurante la cocina de Álex Mújica y el Asador Olaverri.

La merienda en los toros

La merienda en los toros merece un capítulo propio. El truco de la merienda en los toros de Pamplona es llevar más comida de la que necesitas para compartir. Y es que la merienda en los toros hermana y divierte. Por la hora (en torno a las siete y media de la tarde) es una merienda cerca de la cena y suficientemente lejos de la comida por lo que hay hambre y viene bien para recibir la bebida con base en el estómago.

Hay grandes exhibiciones culinarias en la plaza de toros, así que si te animas, tendrás que esmerarte. Hay gente que incluso se lleva el puchero directamente. No lleves cuchillos jamoneros ni el camping gas porque no te lo dejarán entrar por la puerta. En la plaza hay ambigú por lo que si te quedas sin beber siempre te quedará la posibilidad de reponer.

A pesar del despiporre que te parezca que pueda haber, la gente de las peñas merienda ordenadamente y recoge lo que trae. Está muy mal visto -además de prohibido- lanzar comida y bebida y en algún sitio te puedes buscar un problema si apareces embadurnando al personal, aunque en algunas partes de la plaza sucede.

En algunos restaurantes, si has comido en ellos, te pueden preparar un cub o con merienda y vino o champán sobre la marcha. Si vas a los toros, confía en esta opción por sencilla y habitual.

img_2049jpg_7552488346_o

© Maite H Mateo 

Cenar en Sanfermin

Suele haber tres motivaciones para cenar en Sanfermin: hacer una pausa en la juerga y seguir; cenar y empezar la juerga; o cenar en plan familiar antes de ir a los fuegos artificiales, las barracas (recinto ferial) o los diferentes conciertos.

Una propuesta interesante es cenar de picoteo en el Baluarte y luego ver los fuegos artificiales desde la terraza. La vista desde la terraza del Baluarte es increíble. Puedes reservar tu cena+fuegos desde nuestra tienda en shop.sanfermin.com.

fuegos-artificales-sanfermin-2016

© Sanfermin.com 

Cenar en las barracas, en el parque de Antoniutti o en las casas regionales equivale a comer generalmente en restaurantes de feria portátiles. Estos establecimientos son muy tradicionales en Sanfermin, con camareros y cocineros con mucha experiencia que viven del boca a boca, por lo que generalmente se esmeran mucho.

Las condiciones de comodidad son diferentes a las de un restaurante habitual, pero tienen la ventaja de que estás en medio de la fiesta o en medio del medio de la fiesta por lo que suelen ser frecuentados por muchas familias. En las casas regionales realizan conciertos en un escenario que se encuentra en medio de la zona de restaurantes, como ocurre en el parque de Antoniutti (donde la Noria) y en las barracas (Parque ferial).

Para cenar es muy importante tener en cuenta la hora, ya que algunos bares mutan de restaurante a sala de fiestas en escasos minutos. De hecho, incluso aunque se sirvan cenas, la juerga no suele detenerse. Otra opción es cenar de pinchos o de bocatas. No hay que desdeñar esta opción porque te los puedes comer donde quieras sin mermar la calidad. Conocemos tres o cuatro tipos de bocadillos espectaculares como los del Bar Casa Jesus Mari, La Botería en la calle Roncesvalles frente a la plaza de toros (bocadillo de lomo con pata confitada y roquefort -que te quieres morir-) y los bocatas de la cocina de Álex Mújica (Calle Estafeta).

Recenar en Sanfermin

¿Sabes lo que es recenar? Según la Real Academia de la Lengua Española es la segunda cena que se hace cuando pasa mucho tiempo entre la cena y el momento de acostarse. Pues eso, cuando vas de fiesta y te encuentras lejos de la cena y cerca del desayuno es lógico que intentes avituallarte. El problema es que a esas horas muchos establecimientos tienen la cocina cerrada y no dan comidas y ante la demanda, aparecen establecimientos ilegales de comida.

Con todo el respeto a que la gente se gane la vida como pueda, debes saber que estos puestos no pasan las inspecciones que a las que se obligan a los establecimientos legales y puedes pasar una gastroenteritis que te amargue la fiesta. Evítalos y te aconsejamos que apuestes por el caldico y los bocadillos que algunos establecimientos ofrecen a cualquier hora de la noche. Puedes esperar a que amanezca y volver al punto uno de estos consejos: Desayuna con Churros

img_9778jpg_7515109386_o

© Javier Martínez de la Puente