El montón de 2013 mezcló toros y corredores en la entrada a la plaza.

Los montones en el encierro

Las caídas en tramos estrechos del recorrido pueden provocar los temidos montones, en los que el principal peligro reside en ser pisoteado o aplastado por los toros o por otros corredores

A veces en el encierro se producen caídas en cadena que provocan tapones de gente amontonada, lo que impide o dificulta el paso de los corredores o, incluso, de los toros. No es frecuente, pero suele suceder cada cierto tiempo, generalmente en el callejón de entrada a la plaza, debido a lo estrecho que es este tramo, a la velocidad a la que llegan los corredores y, por tanto, a las caídas que se producen. Cuando ocurre, los toros suelen saltar por encima del tapón haciendo una escabechina, o se dan la vuelta y salen a la calle otra vez, con el consiguiente peligro.

Estos son algunos de los montones más importantes de la historia del encierro.

2013. 13 de julio. La apertura accidental de una puerta lateral de acceso a la plaza provocó un enorme tapón que causó 21 heridos, dos de ellos muy graves.

 

2008. 13 de julio. Uno de los últimos. Bajada de Telefónica. Montón sin heridos de asta de toro pero muchos contusionados.

2004. 12 de julio. A la entrada del callejón. La manada pasa por encima. Dos toros se dan la vuelta. Un toro rojo deja tres heridos por asta y uno negro empitona por cinco veces al corredor Julen Madina, que resulta herido.

1993. 11 de julio. Al final de la calle Estafeta, montón espectacular. En 16 años no se habían registrado situaciones similares. El toro “Papelero” queda atrapado entre los mozos y lo tienen que sacar a punta de periódico.

1987. 10 de julio. Al final de Estafeta, pequeño montón. Toros de Osborne. Novelero se fija en los mozos caídos y empitona al corredor local Gaizka Aranguren.

1977. 8 de julio. En el callejón. Treinta y cinco heridos y un fallecido, Joaquín Esparza Sarasíbar.

1975. 9 de julio. En el callejón. Al formarse el montón, los cabestros saltaron por encima, pero los toros se dieron la vuelta y salieron a la calle. Al volver al callejón, se abrieron paso a cornadas por la barrera. 16 heridos graves y un muerto ya en la plaza, Gregorio Górriz. El Ayuntamiento decide abrir gateras por la sucesión de montones.

1974. 8 de julio. Montón antes del callejón.

1972. 13 de julio. Toros de Samuel Flores que se encuentran un montón en el callejón. 18 heridos leves.

1972. 7 de julio. 1 herido por asta de toro, Miguel Ángel Vicente -puntazo- y 22 heridos por traumatismos. Montón que cortaba el paso en el callejón, los toros se dieron la vuelta. La barrera de Espoz y Mina estaba abierta y los toros regresaron hasta la barrera de la bajada de Javier. A su regreso, la manada no tuvo problemas para ingresar en el ruedo. El encierro duró nueve minutos.

1970. 8 de julio. Se formó un montón en el callejón, en el que 40 personas resultaron heridas; una de ellas de gravedad. Allí estuvieron Jhon Fulton, matador de Estados Unidos, y Gerry Dawes. Así se puede ver en este testimonio en gerrydawesspain.com

1960. 7 de julio. En la calle Estafeta. Un toro embistió el montón de gente. 20 corredores heridos.

1957. 7 de julio. Toros de Guardiola. Callejón. Uno de los montones más multitudinarios de la historia. No hubo cornadas, pero sí varios atendidos por asfixia.

El de 1957 fue uno de los montones más multitudinarios de la historia.

© Zubieta y Retegui 

1943. 7 de julio. Al formarse el montón, de nuevo en el callejón, los toros se pararon y tardaron tres minutos en pasar por encima. La gente salió corriendo hacia atrás y se formó otro montón a la entrada del callejón, con lo que los toros quedaron encerrados entre los dos.

1922. 7 de julio. Estreno de la nueva plaza de toros. Toros de Vicente Martínez. Montón en el callejón. Los toros, azuzados por los pastores, subieron por la masa humana y entraron en la plaza. 100 heridos.

En 1922 tuvo lugar el primer montón en la actual plaza de toros.