Fotos de la manada de toros y cabestros girando hacia la calle estafeta en el encierro de Sanfermin en Pamplona

Ganaderías para la Feria del Toro 2018

Esta mañana nos ha comunicado la Comisión Taurina de la Casa de Misericordia de Pamplona los nombres de las ganaderías que participarán la Feria del Toro y que por tanto correrán los encierros de Sanfermin 2018. La principal novedad es que la toros “de Pincha” de Lodosa serán lidiados en la novillada que abrirá la feria el 5 de julio. Por primera vez en este siglo una ganadería navarra aparecerá en el cartel de la feria de San Fermin.

El resto del cartel contará con los toros de Jandilla y Victoriano del Río, cuyos ejemplares resultaron ganadores de forma conjunta del premio “Feria del Toro 2017”; Los de Guadalix tambien defenderán el premio Carriquiri que lograron en pasada feria con el toro Forajido. Completan el cartel de San Fermín 2018 los hierros de Miura, Cebada Gago, Puerto de San Lorenzo, José Escolar, Núñez del Cuvillo y Fuente Ymbro.

Encierros de Sanfermin 2018

VICTORIANO DEL RÍO, de Guadalix de la Sierra, Madrid.
8 encierros en Sanfermines. 4 heridos por asta. 39 traumatismos.

Los animales de Victoriano del Río han registrado cuatro cornadas en 8 carreras aunque se centran en dos encierros concretos. No se puede concluir que habitualmente sus encierros cuentan habitualmente con cornadas o no, pero sí que cuando hay cornadas nunca hay solo una, como podemos ver en la tabla de sanfermin.com

FECHAGANADERÍATIEMPOCORNADASTRAUMATISMOSHERIDOSPISO
12/07/2010Victoriano del Río2.17320Seco
12/07/2011Victoriano del Río2.1626No disponibleSeco
12/07/2012Victoriano del Río2.216No disponibleSeco
10/07/2013Victoriano del Río2.143No disponibleSeco
09/07/2014Victoriano del Río3.2323No disponibleMojado
09/07/2015Victoriano del Río2.275No disponibleSeco
12/07/2016Victoriano del Río2.135No disponibleSeco
12/07/2017Victoriano del Río2.168No disponibleSeco

Hros. de D. JOSÉ CEBADA GAGO, de Medina Sidonia, Cádiz.
29 encierros en Sanfermines. 56 heridos por asta. 109 traumatismos.

Las cifras de Cebada Gago dan mucho miedo con 56 cornadas en 29 encierros. Son los animales más peligrosos del encierro de Sanfermin. Pero dan más miedo si miramos los datos desde el año 2008. Ese miedo, que llama a la prudencia si no has corrido nunca y quieres minimizar riesgos; y ese miedo, que llama al riesgo si has corrido muchas veces. Y es que siempre hay cornadas, siempre hay peligro y mucho con estos animales. En los tramos de Santo Domingo (10 cornadas), Estafeta (14), Telefónica (7) y Callejón (14) es la ganadería que más cornadas ha registrado por lo que si quieres elegir un tramo puedes intentar alcanzar la manada en el tramo del ayuntamiento.  Este tramo es el que menos heridos por asta ha registrado desde 1980 con 21 cornadas (el 7,58% del total).

FECHAGANADERÍATIEMPOCORNADASTRAUMATISMOSHERIDOSPISO
8/7/2008Cebada Gago2.231429Seco
8/07/2009Cebada Gago2.351226Seco
8/07/2010Cebada Gago3.302529Seco
8/07/2011Cebada Gago3.1025No disponibleSeco
9/07/2012Cebada Gago3.3734No disponibleSeco
8/07/2016Cebada Gago5.4679No disponibleSeco
7/07/2017Cebada Gago2.5831No disponibleSeco

JANDILLA de Mérida, Badajoz.
18 encierros en Sanfermines. 30 heridos por asta. 101 traumatismos.

Jandilla es una de las ganaderías más peligrosas de los encierros de sanfermines porque acumula 30 cornadas en 18 encierros (1,7 por encierro). Con estas cifras estos animales son los segundos más peligrosos del encierro. Son toros hábiles que hacen por los corredores. Buscan y encuentran, pero es curioso en qué tramos registran sus ataques. Jandilla es la ganadería que más corneados ha dejado en Mercaderes (6 en 44 encierros) y en el Callejón (9 en 18 encierros), pero no en otros como Estafeta, que es donde menos cornadas ha registrado esta ganadería (2 en 18 encierros).

FECHAGANADERÍATIEMPOCORNADASTRAUMATISMOSHERIDOSPISO
11/07/2002Jandilla2.522640Mojado
10/07/2003Jandilla4.283936Seco
12/07/2004Jandilla3.1481056Seco
11/07/2005Jandilla5.334750Seco
11/07/2007Jandilla3.001518Seco
11/07/2008Jandilla2.36131Seco
10/07/2009Jandilla4.284861Seco
14/07/2010Jandilla4.224733Seco
11/07/2014Jandilla2.537No disponible
07/07/2015Jandilla2.2338No disponibleSeco
11/07/2016Jandilla3.043No disponibleSeco
11/07/2017Jandilla2.132No disponibleSeco

PUERTO DE SAN LORENZO, de Tamames, Salamanca.
1 encierro en Sanfermin. 0 heridos por asta. 4 traumatismos.

FECHAGANADERÍATIEMPOCORNADASTRAUMATISMOSHERIDOSPISO
09/07/2017Puerto San Lorenzo2.234No disponibleSeco

JOSÉ ESCOLAR GIL, de Lanzahíta, Ávila.
3 encierros en Sanfermines. 8 heridos por asta. 25 traumatismos.

Los toros de José Escolar son unos de los animales más peligrosos de los encierros de Sanfermin del momento. En tres carreras han dejado ocho cornadas y alguno de sus toros se han vuelto a corrales, como el mítico Curioso al que le hicimos una camiseta de homenaje en Kukuxumusu. La media por el momento es de 2,6 cornadas por carrera lo que la convierte en la ganaderías más peligrosa del momento, aunque no la que más cornadas tiene (solo cuenta con tres participaciones.)

FECHAGANADERÍATIEMPOCORNADASTRAUMATISMOSHERIDOSPISO
11/07/2015José Escolar2.4445No disponibleSeco
09/07/2016José Escolar4.01212No disponibleSeco
08/07/2017José Escolar4.0328No disponibleSeco

 

NÚÑEZ DEL CUVILLO, de Vejer de la Frontera, Cádiz.
8 encierros en Sanfermines. 10 heridos por asta. 41 traumatismos.

MIURA, de Lora del Río, Sevilla.
37 encierros en Sanfermines. 16 heridos por asta. 184 traumatismos.

Los últimos encierros de Miura nos devuelve a lo que conocíamos de esta manada. Y os contamos esto porque de 2006 a 2014 estos toros nobles y grandes rompieron con sus tradicionales encierros limpios y sin cornadas. En 2017 barrieron en el callejón, pero apartando corredores, sin hacer por ellos. Los Miura de 2015 en adelante son ya más parecidos a lo que conocíamos de 2005 con cuatro cornadas en veinticinco encierros. De los 37 encierros de Miura en Sanfermín el más rápido fue el 14/07/2015 con 2’05” y el más lento fue el 14/07/1982 con 5’32”. El tramo más peligroso de Miura es Mercaderes con 5 cornadas en 37 encierros.

FECHAGANADERÍATIEMPOCORNADASTRAUMATISMOSHERIDOSPISO
09/07/2006Miura2.131124Seco
08/07/2007Miura3.361876Seco
13/07/2008Miura2.52852Seco
12/07/2009Miura5.005652Seco
11/07/2010Miura3.021333Seco
10/07/2011Miura2.2910No disponibleSeco
08/07/2012Miura2.272No disponibleSeco
14/07/2013Miura2.1614No disponible
14/07/2014Miura4.5734No disponible
14/07/2015Miura2.055No disponible
14/07/2016Miura2.219No disponibleSeco
14/07/2017Miura2.1013No disponibleSeco

FUENTE YMBRO, de San José del Valle, Cádiz.
13 encierros. 5 heridos por asta. 56 traumatismos

Los toros de Fuente Ymbro han recopilado muchos premios en las corridas de la Feria de San Fermín, pero en el encierro su comportamiento ha sido bastante noble, sobre todo cuando en 2013 se apuntaron a un montón espeluznante en la plaza de toros y escaparon sin hacer caso a los corredores.

FECHAGANADERÍATIEMPOCORNADASTRAUMATISMOSHERIDOSPISO
13/07/2005Fuente Ymbro2.34437Seco
13/07/2006Fuente Ymbro2.301523Seco
09/07/2007Fuente Ymbro2.46747Seco
09/07/2008Fuente Ymbro3.421126Seco
13/07/2009Fuente Ymbro2.23333Seco
09/07/2010Fuente Ymbro6.231240Seco
11/07/2011Fuente Ymbro2.331No disponibleSeco
11/07/2012Fuente Ymbro3.122No disponibleSeco
13/07/2013Fuente Ymbro4.16221No disponibleSeco
12/07/2014Fuente Ymbro2.503No disponibleMojado
10/07/2015Fuente Ymbro2.25No disponibleSeco
07/07/2016Fuente Ymbro2.285No disponibleMojado
10/07/2017Fuente Ymbro2.192No disponibleSeco

EL CAPEA-CARMEN LORENZO, de San Pelayo de la Guareña, Salamanca (rejones).
GANADERÍA DE PINCHA, de Lodosa, Navarra (novillada).

El Encierro sigue siendo la segunda experiencia más peligrosa del mundo según LifeBuzz

Si quieres correr el encierro y no sabes puede consultar la Guía del encierro de Sanfermin.com donde tienes una completa y resposable enumeración de consejos para que tu carrera y la de los demás sea lo mejor posible. Recuerda, que los toros son un animal salvaje y noble realmente peligroso y que corres con un montón de gente a la que debes respetar para que todo lo controlable salga lo mejor posible. El encierro sigue siendo según LifeBuzz la segunda experiencia más peligrosa del mundo para ser vivida, justo detrás de volar sobre las alas de un biplano y por delante de nadar con tiburone o bucear bajo el hielo finlandés.

Recuerda nuestros 9 consejos a tener en cuenta antes de correr el encierro

El encierro de Pamplona es la carrera con toros más famosa del mundo. Forma parte de una de las pruebas de valor y experiencia vital más escogidas mundialmente por jóvenes de todo el mundo. Por ello, hay dos tipos de personas en julio en Pamplona que piensan en correr el encierro: quienes han cruzado el mundo y tienen muy claro que quieren correr el encierro y quienes acuden a la fiesta de Sanfermin y les asalta la duda de si deben correr con los toros una vez que están aquí.

Te vamos a dar varios argumentos para ayudarte a responderte a ti mismo: ¿Debería correr el encierro de Sanfermin? Ahí van 9 cosas que deberías conocer antes de correr el encierro.

1) Primero, infórmate bien

Antes de decidir, lo primero que debes hacer es informarte bien sobre qué es el encierro y, en caso de que lo tengas claro, prepararte para que descienda el riesgo de que te ocurra algún percance. Consulta nuestra guía rápida sobre el encierro para tener una noción básica sobre el encierro.

2) Pregúntate si estás bien preparado…

El encierro es una carrera, por lo tanto, ten en cuenta si estás en forma física y si tienes el calzado y la ropa adecuada. Esta pregunta te la debes repetir antes de entrar al recorrido. Si te has preparado pero estás sin fuerzas tras una noche de juerga o te encuentras borracho, es mejor que desistas y dejes la carrera para otro día.

3) …pero no hace falta que seas Superman

No te asustes. El encierro es una carrera de 875 metros, pero no hay que correr el recorrido completo. Nadie corre desde el principio hasta el final. Lo habitual es escoger un tramo, intentar correrlo cuanto más cerca de los toros y apartarte a un lado. Debes pensar que cuando se acerque la manada te acompañarán corredores expertos que saben moverse, entonces intentarás acercarte a los toros y tras tu “carrera” te echarás a un lado sin molestar. Dejarás pasar a tu lado a toros de media tonelada con cuernos afilados como cuchillos.

Los toros pueden ser más rápidos que el hombre en linea recta.

© Javier Ibáñez

4) Piensa que no correrás solo

Al peligro que tiene correr delante de los toros (un toro, para quien no lo sepa, es un animal de unos 600 kilos de peso, armado de unos cuernos que hacen mucho daño) y a las posibles cornadas y pisotones, se añade el problema de que son cientos de personas las que corren el encierro. Así que hay que estar muy atento para no tropezarse o ser derribado por otros corredores. La masificación es especialmente grave durante los fines de semana puesto que entonces se duplica la cantidad de visitantes que vienen a las fiestas de Pamplona.

5) Si decides correr, corre de verdad

Antes de tomar una decisión, tenlo claro. Pero no te quedes a medias. Al recorrido solo deben acceder los que vayan a correr. Si permaneces esperando en el recorrido sin haber accedido por la puerta indicada, te desalojarán. Si estás borracho, te desalojarán. Si llevas mochilas, cámaras o elementos que pongan en riesgo a otros corredores, te desalojarán. La Policía no se anda con bromas a esas horas. Por cierto, durante la carrera no hay policía dentro del recorrido, pero la autoridad la ostentan, además de los toros, los pastores y sus palos.

6) Los animales son impredecibles… y tú también

El peligro principal proviene de seis animales, por lo que a pesar de los números, las estadísticas, la preparación o lo bien informado que estés, no podemos predecir su comportamiento. Por ejemplo, aunque es lo habitual, los toros no siempre corren juntos en manada, a veces se separan, lo que hace más complicada la carrera, o se dan la vuelta. Por cierto, la ansiedad y la adrenalina que se vive en el encierro pueden provocar que tú mismo no te comportes en esta situación como preveías.

7) Se puede sufrir un percance…

La estadística dice que el factor de riesgo es bajo, pero que existe. Hay una media de 1.900 corredores diarios y de media en cada encierro se producen 0’9 heridos por asta de toro, 4’14 más por traumatismos que requieren traslado al hospital y varias decenas de atendidos por heridas leves más. Eso sí, piensa que cuanto más te acerques a los toros, más riesgo tendrás.

8) …y se puede morir

No es habitual, pero en el encierro se puede morir. Tenlo en cuenta antes de correr. En total ha habido 16 muertos en la historia trágica del encierro, y 5 de ellos se han producido desde 1980. Si tenemos en cuenta estos datos más recientes, el porcentaje de riesgo de que en un encierro se produzca un fallecimiento es del 0,017%. Es muy bajo, pero existe.

9) Primera y última vez

Por si te ayuda a tomar una decisión, el 54% de los corredores diarios del encierro corren por primera y última vez.

 

 

 

Funes. Navarra.

Decepción, por Mat Dowsett

“El arte de agradar, es el arte del engaño”, Luc de Clapiers

Tengo en mi poder una bella fotografía, tomada por mi esposa con una cámara SLR digital básica, corriendo un encierro en Navarra hace unos años. Para mí la imagen es tan buena que sería muy difícil mejorarla. En la toma se me ve por la calle, sin hacer estupideces, con los cuernos de los toros que se acercan tras de mí dando un aire fuerte de peligro y también de belleza.

Los edificios de la ciudad y el vallado ayudan a enmarcar el momento. No hay nadie en la toma mas que un corredor y los animales. Un encierro. Lo que lo hace más dramático es el hecho de que se obtuvo en blanco y negro, lo que permite una atmósfera cambiante. Si corriese un millón de encierros apenas podía esperar una imagen mejor e incluso el gran Jimmy Hollander me ha comentado la calidad de esa foto.

De hecho esto es sólo una parte de la historia. La imagen no es una mentira, pero tampoco es totalmente honesta, y aunque me encanta, también detesto abusar de ella sabiendo que no transmite la totalidad de ese momento en Funes, Navarra, hace casi una década.

“La fotografía siempre ha sido capaz de manipulación” escribió Joel Stenfield, y él estaba absolutamente en lo cierto. No hay ningún truco de Photoshop aquí. No hay ningún truco añadido. No hay manipulación del color, contraste o brillo. El original no ha sido alterado, excepto por el hecho de que ha sido recortada. Ahí reside la diferencia.

En la versión original, sin recortar, se puede ver que hay otros corredores a mi izquierda y derecha que aclaran que no estaba solo, no era el único corredor en peligro. La versión original también deja claro que estábamos llegando al final de la carrera y el refugio de las barreras estaba a sólo una docena de metros de distancia. Lo que es menos evidente es la distancia real a la que los toros estaban detrás de nosotros. La cámara actúa para acortar estas distancias, lo que significa que no estaban tan cerca como la imagen sugiere. Eso no quiere decir que no estuvieran cerca, pero ciertamente teníamos un poco de espacio para respirar. En la imagen el toro aparece por debajo y en la versión sin recortar no tan buena como la modificada.

“La fotografía es sobre descubrir qué puede suceder en el marco. Cuando pones cuatro aristas alrededor de algunos hechos, cambias esos hechos”, Garry Winogrand.

Así que la hermosa imagen, recortada de la original es un engaño. No hay crimen aquí, pero ciertamente es un engaño.

No hay nada inusual en esto. Desde los albores de la fotografía e incluso antes de los orígenes del arte del retrato, los seres humanos hemos tratado de enmarcar nuestras experiencias y nuestra imagen de la manera más halagadora posible. Siempre queremos que el artista o el fotógrafo “saquen nuestro lado bueno”. A nadie le gusta una imagen poco favorecedora y es muy poco probable que entonces la enseñe. Me di un paseo por las redes y esta situación se hace evidente: la imagen es todo. La presión sobre las personas para extraer sus vidas hacia las redes sociales con el fin de retratar una vida perfecta es abrumadora.

Esto no es diferente en Pamplona cuando llega el encierro, fotografiado a una pulgada de su vida, se convierte en el escenario final para el ego, y también para el engaño. A media tarde, después de que el drama de la carrera se ha alejado con el calor, las tiendas de fotos bullen como una colmena. Entre los turistas y los mirones que observan las fotos con admiración en los ojos, hay también un número de corredores que buscan desesperadamente esa imagen casi perfecta que prueba su valor como corredor, que demuestra su valor dentro de esta familia de aficionados que llevan la carga de la expectativa como un atlas moderno. Para correr el encierro de manera diferente a como lo haría un novato hay que soportar una parte de esta expectativa. Se convierte en una necesidad de demostrar, una necesidad de mostrar evidencia, una necesidad de justificar y una necesidad de satisfacer la autoestima. Ir a Pamplona, correr toda la semana y disfrutar es magnífico, pero salir sin evidencia de los triunfos es un desastre para muchos, a pesar de las opiniones de Marco Aurelio a Kipling.

The perfect image. Photographer: Javier Martínez de la Puente
The perfect image. Photographer: Javier Martínez de la Puente

No es de extrañar que el engaño se arrastra; Tiene un hogar natural en el anfritrión para adherirse.

Howard Jacobson escribió; “… cualquiera que no puede soportar mirar el reflejo de su conciencia en el espejo de un crimen, sólo tiene que aplastar el espejo para sentirse inocente”.

Tomando prestada esta cita también podríamos decir que cualquiera que no puede soportar o aceptar una mala carrera sólo tiene que cambiar la historia para sentirse mejor. De esta manera se emplea el segundo elemento de engaño, manipulando el cuadro mental más que el físico.

“La verdad es lo que digo que es”, dijo Jacob Kerns y así, después del encierro, hacemos nuestros sutiles cambios; Recortando el recorrido real aquí y allá para apartar las partes indeseables, añadiendo un poco de color extra para hacerlo más atractivo, cambiando la lente de un ojo de pez a un teleobjetivo que estrecha el campo de visión. De esta manera terminamos con una versión más cómoda y una imagen que somos más felices de compartir para descartar. Hay que olvidar siempre, porque no hay crimen si alguien tiene una mala carrera. No necesitamos reinventar todo. No todas las experiencias tienen que ser retratadas en una luz positiva. Pero somos humanos. Entonces, ¿con qué frecuencia hemos escuchado a los corredores afirmar que el cuerno de un toro los amenazaba por escasos centímetros cuando, en realidad, eran muchos? ¿Con qué frecuencia hemos escuchado los corredores afirmar que estaban justo en frente de los toros cuando estaban más adelante o fuera a un lado? No es de extrañar que el Bar Txoko después del encierro se conozca a veces como “Liar’s Corner” (El rincón de la mentira).

Ray Mouton, escribiendo en su libro “Pamplona”, expresó lo siguiente: “Parece que las exageraciones son la regla, no la excepción, entre los estadounidenses en Pamplona. Muchos exageran el número de veces que han estado en Pamplona, ??el número de veces que han corrido con los toros, así como golpes, moratones, varetazos, arañazos e incidencias menores con los cuernos. Una especie de compulsión inexplicable supera a algunos norteamericanos en Pamplona que aprovechan la fiesta como una oportunidad para la autopromoción, y los escritores a menudo actúan como protagonistas sinceros cuando realmente realizan publicidad encubierta de sí mismos, ofreciendo una imagen Hemingwaysquiana.

La tradición puede haber comenzado con el mismo Hemingway que exageró en las noticias que envió desde Pamplona y en cartas a amigos como Ezra Pound. “El hombre mezquino está ansioso de hacer alardes, pero desea que otros crean en él. Se entusiasma con el engaño, pero quiere que otros le tengan afecto. Dirige su vida como si fuera un animal, pero quiere que otros piensen bien de él”, apuntó Xun Kuang.

Por lo tanto, no es inusual oír una historia de un encierro que ha sido dramáticamente embellecido. No es raro ver que las palabras de un mozo no coinciden con las imágenes en la televisión, en internet o en los periódicos. El engaño puede ser increíblemente sutil, inocente, o puede ser una mentira grotesca.

Entonces, ¿Qué es lo que accesorio y lo trascendente en esta cuestión? En resumen, está mal, y es barato hacer afirmaciones que no son ciertas. En un evento tan noble como el encierro de Pamplona? Los corredores deben mantener su integridad. Esto no es sólo para sí mismos sino para la reputación del encierro como un todo y la comunidad que lo rodea. Cuando alguien miente sobre sus logros puede obtener cierta gratificación temporal, pero no más que esto -el resto se devaluará-.

¿Quién es mejor, un buen corredor que exagera o un corredor medio que es honesto acerca de sus limitaciones? Los medios de comunicación social parecen favorecer a la primera, con tristeza. “Se supone que un periodista presenta un retrato imparcial de un evento, una visión desprovista de emociones íntimas. Esto es imposible, por supuesto. El encuadre de una imagen, por su propia composición, representa una elección. El fotógrafo elige qué mostrar y qué excluir “, apunta Alexandra Kerry.

¿No deberíamos ser imparciales sobre nuestras propias demandas? Antes de emplear demasiada indignación justa, pregunte quién no ha hecho esto. ¿Nadie? ¿Nunca? ¿Quién no es culpable de esto aunque sea de alguna manera? ¿Y qué es tan terrible sobre el uso de un lenguaje ligeramente más descriptivo cuando se habla de algo visceral, intenso y profundamente personal? Antes de condenar primero recordemos que reside en la naturaleza humana exagerar. Rufus Wainwright habló de hacer lo mundano fabuloso y Marina Tsvetaeva escribió: “Un engaño que nos eleva es más caro que una serie de verdades bajas”. ¿Entonces dónde está la solución? ¿Intentamos cambiar esto o aceptamos que los humanos siempre emplearán el engaño y no hay nada que podamos hacer al respecto? En última instancia, lo llevamos en nuestra propia conciencia, pero debemos saber que cuando engañamos en el encierro no estamos producimos ningún beneficio y además estamos abiertos a la contradicción gracias a la cobertura de los medios de comunicación y muchos otros testigos. Nos estamos haciendo trampas al solitario, sólo nos estamos engañando a nosotros mismos.

Mientras tanto mi propia fotografía permanece a un álbum, en lugar de permanecer orgullosa en una pantalla.

Dos corredores y un destino

Foto: Iñigo Alzugaray

Los buenos corredores también pasan apuros. Sobre todo cuando los toros vuelan, como el caso de los Miura en el octavo y último encierro de Sanfermin. Dos de los corredores que más y mejor corren, ambos habituales en el tramo de Telefónica-Callejón, compartieron carrera, caída y, en el caso de uno de ellos, visita a la enfermería de la plaza y traslado preventivo al hospital para una valoración más exhaustiva.

Sigue leyendo…

Barridos junto al vallado y con el pantalón roto

Foto: Javier Ibáñez

El mayor peligro del séptimo encierro de Sanfermin lo protagonizaron los toros de Núñez del Cuvillo en varios momentos en los que, especialmente uno de los astados, se arrimaron a la parte derecha del vallado. Primero fue en Santo Domingo, dejando un herido por cornada, y más adelante en el tramo de Telefónica, donde hubo apreturas y un susto para varios corredores.

Sigue leyendo…

Enganchado por la axila al final de Estafeta

Foto: Iñigo Alzugaray

La velocidad de los toros en la segunda parte del sexto encierro de Sanfermin 2017 permitió pocas florituras. Solo corredores en excelente estado físico pudieron mantener el ritmo de los arrolladores Victorianos, y no durante mucho tiempo, como le sucedió al corredor de pañuelo verde que al final de Estafeta, y tras protagonizar una bonita carrera, terminó siendo alcanzado por el toro.

Sigue leyendo…

Y no hubo cornada en la curva (video)

La situación más peligrosa del quinto encierro de Sanfermin protagonizada por los toros de Jandilla se produjo en la curva de Mercaderes, donde nuevamente un corredor cometió la imprudencia de quedarse parado junto a la parte izquierda del vallado, precisamente por donde los toros giran cada mañana. A pesar de las imágenes, el joven, de nacionalidad australiana, resultó ileso.

Sigue leyendo…