Alegría, normalidad y mucha participación, el balance de Sanfermin 2015

El Ayuntamiento de Pamplona hace balance del desarrollo de las fiestas de Sanfermin 2015 concluyendo que “han sido unas fiestas donde ha primado la alegría y la normalidad”.

Joseba Asirón, Alcalde de Pamplona, resume con tres puntos clave el transcurso de las fiestas: Inclusión, poniendo el acento en la convivencia y la pluralidad; participación, tanto por el lanzamiento de un Txupinazo muy simbólico, diferente y menos institucional que los anteriores, como por el éxito de la despedida de la Comparsa; y agradecimientos a todos aquellos que han hecho posible que las fiestas se desarrollen con mucha normalidad.

El alcalde no ha perdido oportunidad de recalcar que siempre caben mejoras en la organización de Sanfermin ya que los incidentes que ocurren son impredecibles. Además, Asirón ha puntualizado que la pitada durante el Pobre de mí se la toma con deportividad, asegurando que siempre hay pitadas al alcalde debido a que este debe dar por finalizadas las fiestas, pero que también existe un sector de la población que no es consciente que Pamplona es una ciudad plural con dos idiomas propios y que todos tenemos que hacer un esfuerzo por respetar este hecho.

Con respecto a las agresiones sexistas Asirón ha sido muy claro, concluyendo que se han reducido el número de denuncias un 19% y el número de detenidos de 2.047 en 2014 a 1.656 este año. Por otro lado, los actos más multitudinarios siguen siendo los fuegos artificiales y gigantes y cabezudos con 424.000 y 180.000 personas respectivamente, y los actos musicales son responsables del 35% de la participación de las fiestas.

Otros aspectos importantes han sido la reducción en un 24% de los kilos de vidrio y basura durante las fiestas; que se han producido 97 inspecciones alimentarias y 32 requerimientos por ruido; y que los impactos en Twitter se han multiplicado por cuatro con respecto a 2014, con un total de dos mil millones de impactos.